Trucos para conservar los alimentos por más tiempo y evitar que se echen a perder

Trucos para conservar los alimentos por más tiempo y evitar que se echen a perder

El confinamiento a causa del coronavirus ha hecho que salgamos muy poco de casa por lo que alargar la vida de los alimentos se ha convertido en todo un desafío para evitar desperdiciar la comida. Toma nota de los trucos que puedes utilizar durante la cuarentena para que tu compra no se eche a perder antes de tiempo.

Los frescos a examen

Lo primero que tienes que hacer si las frutas y verduras frescas que has comprado tienen plástico es quitarlo. Seguramente lo tengan porque en estos tiempos de coronavirus se desaconseja el uso de nuestras adoradas bolsas de tela sostenibles y ecológicas por el riesgo de que puedan albergar el virus por contacto. Si te han dado bolsas de plástico o envases para transportar tus alimentos deshazte de ellos nada más llegar a casa para que no se estropeen, salvo que sean alimentos resistentes como las lechugas o las zanahorias.

En cuanto a las carnes y el pescado, congela aquellos productos que no vayas a consumir enseguida en tuppers, o bolsas de plástico específicas para congelar, y deja en la refrigerador solo aquel que vayas a cocinar en un breve espacio de tiempo. Si tienes una pieza grande de carne no la guardes troceada ni con cortes, porque se conservará mejor sin ellos.

Si tienes pescado fresco en la refrigerador, o mariscos, y no lo vas a comer todo de una vez puedes cubrirlos con un paño húmedo para mantener la humedad del alimento, así evitarás que se sequen y pierdan sabor y te durarán más tiempo en el refrigerador intactos.

Los huevos frescos en la refrigerador duran entre 3 y 4 semanas sin problema, así que puedes estar tranquila(o) que puedes hacer tortillas, revueltos, repostería, mayonesa etc… por muchos días en esta cuarentena.

Verduras siempre listas

Si has comprado verdura fresca para varios días hay formas de evitar que se estropeen antes de que puedas cocinarlas todas. Puedes cocinar la verdura y guardar en la refrigerador parte del guiso y congelar el restante para poder ir sacándolo según lo vayas necesitando o bien puedes convertirlas en conservas.

Para tener siempre listas tus verduras cocinalos y guárdalas en conserva al vacío. Puedes hacer salsa de tomate, pisto, crema de berenjenas, sofritos… Pon tus elaboraciones en tarros de vidrio previamente esterilizados al baño maría de 30 a 40 minutos, llénalos hasta arriba con tu elaboración y aprieta bien la tapa. Coloca un paño en la base de una olla grande y por tus botes sobre él, cúbrelos con agua y hierve una media hora, dependiendo del tamaño del envase. Este es el método tradicional pero hoy en día hay herramientas que nos facilitan mucho la vida en este sentido como envasadoras al vacío que lo que hacen es eliminar todo el aire del envase en un momento aumentando así la vida de nuestros alimentos manteniéndolos en perfectas condiciones durante más tiempo. Más fácil imposible.

¿Y si la fruta comienza estropearse?

Si has comprado mucha fruta para el confinamiento seguramente esté madurando alguna antes de lo que te gustaría. ¿Solución? Hacer mermeladas, compotas o añadirlas en smoothies o repostería casera. Los plátanos maduros son un endulzan natural fantástico. Puedes utilizar fresas, arándanos, melocotones, naranjas… para tener cada día mermelada casera durante mucho tiempo si la envasas al vacío.

También puedes alargar la vida de tus frutas deshidratándolas y así tener un snack de lo más saludable para estos días de aislamiento. Puedes utilizar el método tradicional ayudándote del horno o echar mano de la tecnología con un deshidratador de alimentos profesional.

¡Cuidado con los vecinos!

Si no quieres que tus alimentos se estropeen antes de tiempo ten cuidado con cómo los guardas porque muchas veces sus vecinos pueden ponerlos en peligro. Por ejemplo poner los plátanos al lado de las paltas, las peras con las manzanas o las papas con las cebollas van a acelerar el ciclo de maduración haciendo que los alimentos se estropeen mucho más rápido de lo normal. ¿Por qué ocurre esto? Por un gas llamado etileno que desprenden las frutas al madurar y que a algunas más sensibles les acelera aún más el proceso. En el caso de las papas y las cebollas estas últimas pueden absorber la humedad de las primeras haciendo que se echen a perder antes de tiempo. Por supuesto no dejes las frutas y las verduras en bolsas ni en recipientes cerrados herméticamente porque también puede acelerarse el proceso de maduración y conseguirías el efecto contrario a lo que buscabas.

Pongamos en práctica estos consejos, hagamos durar nuestra comida, salgamos lo menos posible a la calle y no nos expongamos.

Fuente: https://www.mujerhoy.com/vivir/salud/202003/24/como-conservar-los-alimentos-por-mas-tiempo-20200323215039.html