¿Vivir con amigos? 12 consejos que debes conocer antes de planificar tu nueva aventura
¿Vivir con amigos? 12 consejos que debes conocer antes de planificar tu nueva aventura
13
/Junio 2018
¿Vivir con amigos? 12 consejos que debes conocer antes de planificar tu nueva aventura.

Muchas veces estamos ansioso por la anhelada independencia, después de tantos años viviendo con los padres, es necesario tener su propio espacio. Muchas veces la primera experiencia lejos de casa es con amigos(as). En esta entrada te dejamos 12 consejos importantes que debes conocer y tomar en cuenta para que esta experiencia sea inolvidablemente positiva, o para que pienses bien en quienes serán tus futuros compañeros.

1. Escoge bien el lugar. Tu nuevo espacio será tu hogar, define bien lo que quieres, su ubicación, tamaño, los pros y los contras del lugar. Arma una lista y piensa bien si es el lugar adecuado.

2.  ¿Casa o departamento? Esta pregunta también va ligada a cuantas personas compartirán contigo. Si es 1 o 2 personas más un departamento no vendría nada de mal. Si tienes proyectos más grandes una casa podría ser un buen lugar para ti.

3. ¿Amigos o conocidos? Mucha gente opta por vivir con gente que es solamente conocida, pero que están en la misma situación de búsqueda de independencia. Al ser solamente conocidos los parámetros de respeto pueden ser más rígidos y eso es bueno para mantener el orden. Vivir con amigos quizás pueda ser algo alocado o no tan conveniente si se busca tranquilidad. 

4. ¿Cómo seleccionar mis futuros compañeros? Debes fijarte en sus “antecedentes” previos. Con eso me refiero a experiencias pasadas viviendo en grupo, si arrastran deudas, si son de confianza, si es que podrían generar alguna dificultas monetaria en el futuro, y obviamente si tienen afinidades. La idea es vivir con gente que te haga sentir cómodo.

5. Definir reglas.  Como la convivencia será en grupo (2, o 3 personas en departamento) la idea es que tengas reglas claras. Las más usuales son respeto por la propiedad, compromiso para cuidar el departamento, respeto por los alimentos de cada uno, y sobre todo, repartir bien las tareas del día a día.

6.  Visitas. En un inicio todos los habitantes del inmueble querrán que sus familias y amigos conozcan el nuevo nido. Es por eso que es importante planificar esa primera etapa para que cada uno pueda presentar su espacio de manera cómoda. 

7. Fiestas y convivencias. Todos tenemos derecho a divertirnos y distraernos, pero cuando vivimos con más personas esta situación cambia, ya que no todos tenemos la misma disponibilidad, ni horarios. Sigamos las reglas puesta en nuestro grupo para convivir tranquilamente.
8. Relaciones de pareja. Este es un tema muy delicado. Muchas veces el hecho de que uno de los habitantes del inmueble lleve a su pareja puede incomodar a los demás. Tanto por un tema de espacio y privacidad. Hay que definir bien el tema de quienes entran al hogar.

9. Orden y limpieza. Generalmente uno de los tópicos más discutibles dentro de una comunidad es quien realizará estas tareas. La solución es fácil, todos viven en el hogar, todos limpian el lugar. Otra opción es turnarse o definir días en que cada persona realizará estas tareas.

10. ¿Emergencias monetarias? Es de vital importancia de que cada integrante del nuevo hogar tenga algún respaldo económico, o ahorros, que pueda utilizar en caso de pasar por algún apuro y así no complicar al resto. 

11. Respeto. Ya lo hablamos anteriormente, pero no nos referimos al respeto entre los que viven en el hogar, el cual es algo lógico. Si no que nos referimos al respeto frente al resto de la comunidad. Tratar de evitar personas agresivas o conflictivas te ahorrará muchos dolores de cabeza.
12. Por último, y no menos importante, es pensar si realmente estás preparado para vivir con más personas. Quizás en vez de buscar un lugar más amplio, y compartir los gastos, no es tan funcional a lo que buscas. Quizás un departamento pequeño, y que se acomode a tu presupuesto, puede ser la mejor opción. Analiza todas las variables antes de tomar una decisión.